Miércoles, 05 Junio 2013 18:23

Psicología

Escrito por 
Valora este artículo
(7 votos)

 

Tradicionalmente la terapia se centró en los problemas y en la resolución de los problemas...cuando se centra en la solución, el terapeuta habla de cambios, de las diferencias que hacen una diferencia y de soluciones, en vez de hablar de dificultades, molestias y problemas.

Steve De Shazer (1986)

En GUZU creemos que las personas tienen ellas mismas o dentro de sus sistemas sociales los recursos necesarios para crear los cambios.

Por lo tanto, nos interesan los problemas que los clientes nos presentan en tanto que son construcciones o mapas mentales de los mismos. Será importante analizar cómo los clientes o las personas involucradas perciben y abordan las dificultades y las soluciones que éstos proponen.

Y tanto o más importantes serán las soluciones. Como Steve De Shazer mantiene: "Si quieres abrir la puerta es más importante encontrar la llave que abre la puerta que la naturaleza de la cerradura". Ante ello, trataremos de analizar cuales han sido, son y podrían ser las soluciones para el individuo, pareja, familia, etc. y así ayudarle a descubrir cual podría ser el camino a seguir. En ese camino nos importan las 3 grandes ideas de la Terapia Familiar Breve (TFB): "Lo que funciona, no trates de cambiarlo", "Si funciona, hazlo más" y "si no funciona, haz algo diferente". La primera idea nos pone en el camino de que lo que nos importa es lo que el cliente quiere cambiar, por tanto es para nosotros importante aclarar la demanda. Ademas, creemos que los clientes no son todo problema. Hay cosas que van bien. Y descubrirlas podría ofrecer recursos para la solución. En tal caso, si no funciona será importante hacer algo diferente. 

Acordaremos con el cliente los objetivos del proceso desde el "aquí y ahora" hacia el futuro, lo que nos facilitará obtener indicadores de cambio y solución. Todo ello, en un proceso de acompañamiento breve dirigido a resolver situaciones concretas de forma práctica.

La Terapia Sistémica Breve está dirigida a individuos, parejas y familias. Las demandas más habituales son:

En terapia de pareja:

  • Conflictos en la pareja
  • Crisis de pareja
  • Enriquecimiento erótico
  • Problemas de convivencia
  • Conflictos por infidelidad
  • Comunicación

En terapia familiar:

  • Dificultades en la crianza de los menores (Desobediencia, rabietas incontrolables, problemas de sueño, violencia entre iguales, fracaso escolar, consumo de estupefacientes...).
  • Crisis familiares (Separaciones, reconstrucciones, reestructuraciones...).
  • Duelos (Separación de los cónyuges, muerte o enfermedad de algún familiar).
  • Violencia filio-parental.

En terapia individual:

  • Ansiedad
  • Depresión
  • Duelo
  • Problemas con la alimentación
  • Problemas en relación con sustancias (Alcohol, tabaco, otras drogas...)
  • Problemas con el juego
  • Fobias

 

Visto 2665 veces Modificado por última vez en Domingo, 07 Mayo 2017 20:21

Artículos relacionados (por etiqueta)